Contenido de Mercurio en el Atún en Lata

Correo electrónico

Estudio señala que más de la mitad de las muestras de atún enlatado de marca contenían más mercurio de lo que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EUA considera seguro generó preocupaciones entre los amantes de este pescado de todas partes.
Pero el mismo informe encontró que apenas el cinco por ciento de las muestras de atún enlatado contenían mercurio que excedían los estándares de seguridad de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EUA, que son menos estrictos que los de la EPA.

En el estudio, que aparece en la edición de febrero de la revista Environmental Toxicology & Chemistry, los investigadores evaluaron más de 300 muestras de atún enlatado y encontraron que el "atún blanco" o albacora tenía consistentemente mayores concentraciones de mercurio que el atún claro.

Por lo general, el pescado acumula mercurio de dos maneras: absorbiéndolo a través de su piel o escamas del agua misma, o consumiendo otros organismos que contiene mercurio. Dado que la albacora es una especie de mayor tamaño que se encuentra más arriba en la cadena alimenticia que las especies de atún claro, por lo general contiene más mercurio.

Según la EPA y la FDA, los grupos de alto riesgo, que incluyen a las mujeres embarazadas, las madres lactantes, las mujeres que podrían quedar embarazadas y los niños pequeños, deben limitar su consumo semanal de atún a no más de doce onzas (poco más de 340 gramos) de atún claro a la semana, o hasta seis onzas (170 gramos) de albacora.

Si bien las agencias federales concuerdan en sus directrices de consumo, la FDA y la EPA difieren en un punto significativo, los estándares de cuánto mercurio es seguro que el atún contenga en primer lugar.

La FDA fija un estándar de no más de 1.0 partes por millón (ppm) de mercurio para el pescado comercial. La mayor parte del atún vendido en las tiendas de EE. UU. se pesca comercialmente, y por tanto cae bajo los estándares de la FDA.

Mientras tanto, la EPA, como parte de su jurisdicción sobre los lagos y corrientes de agua del país, regula la pesca deportiva o recreativa. La EPA fija un estándar más estricto de no más de 0.5 ppm de mercurio.

Entonces, a qué estándar deben hacerle caso los consumidores?

El Instituto Nacional de Pescaderías tuvo problemas con estos contenidos ya que las minúsculas cantidades de mercurio que se encuentran en parte del atún no superan los beneficios de salud de su consumo, aseguró Gavin Gibbons, director de relaciones con los medios de comunicación del Instituto Nacional de Pescaderías, una asociación comercial que representa a pescadores comerciales, productores, restaurantes y procesadores.

Gran parte del mercurio que se encuentra en los océanos donde se captura atún ocurre de forma natural. Las principales fuentes son depósitos minerales, conductos submarinos o volcanes.

La principal preocupación de la EPA es sobre lo que se libera en los lagos y arroyos del país debido a la industria u otras actividades humanas, y tiene una baja tolerancia con los contaminadores.

La pesca comercial y la deportiva son muy distintas, y el nivel de mercurio que se permite es distinto", apuntó Gibbons. La FDA observa el efecto del mercurio sobre el cuerpo humano, mientras que el estándar de la EPA se basa en su potestad reguladora sobre las empresas y el medio ambiente. No regulan por razones de consumo, sino por la salud ambiental.

Sin embargo, no se  han presentado casos de toxicidad por mercurio por el consumo normal de mariscos comerciales en ningún estudio revisado por científicos. Nadie nunca ha enfermado por el metil-mercurio de los mariscos normales que se encuentran en restaurantes y supermercados.

Además,  las directrices de la FDA toman en cuenta un factor de incertidumbre que limita las exposiciones de mercurio a niveles diez veces más reducidos que los niveles más bajos asociados con efectos adversos.

El atún enlatado es seguro. Los consumidores deben confiar en que el atún enlatado sigue siendo una fuente segura y saludable de proteína magra y ácidos grasos omega 3".

El contenido de mercurio del pescado depende mucho de su ambiente, lo que incluye dónde es capturado y el tamaño del animal. Gertenberger dijo que no revelaría las marcas evaluadas en el estudio porque esperaba que algunas de las que tienen los mayores niveles de mercurio cambiarían durante el año, dependiendo del lugar de pesca de sus suplidores.

Entre los efectos para la salud del envenenamiento por mercurio se encuentran daño al sistema nervioso central, pérdida de la audición y problemas de visión. Aunque no hay advertencias específicas sobre el mercurio para nadie que no se encuentre en un grupo de alto riesgo, Gerstenberger dijo que recomendaría a otros adultos también comer atún en moderación, aunque se ignora cuál es la cantidad adecuada.

Los investigadores hicieron un llamado a los reguladores federales para que requieran que los productores de atún enlatado provean información detallada a los consumidores sobre el contenido de mercurio, y que divulguen las ubicaciones de la pesca del atún.

Fuente: alimentariaonline.com